Semillas del olivo y tordos…

Antiguamente se creía que las semillas del olivo eran incapaces de germinar y no se empleaban para reproducirlo. lo que ocurre realmente es que la sustancia oleosa que impregna la parte externa del hueso impide que el aire y la humedad penetren en su interior, y estas semillas por sí solas tardarían dos años en germinar. Sin embargo, las que han sido ingeridas por los pájaros comedores de aceituna como los tordos por ejemplo, al pasar por su tubo digestivo pierden todo rastro de aceite y germinan mucho más deprisa…los pájaros han sido unos magníficos colaboradores de la multiplicación del “oleaster” durante siglos. Susana Romera. fuente “Aceite de Oliva, Vida…